Cómo encontrar recursos de salud mental para niños y familias



    (BPT) - Medicaid y el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés) ofrecen cobertura médica gratuita o de bajo costo a niños y adolescentes hasta los 19 años. La cobertura incluye chequeos y visitas regulares al médico, vacunas, atención de emergencia, visitas al dentista, exámenes de la vista y otros cuidados que los niños puedan necesitar, además de servicios de salud mental y conductual.

    Hasta un niño de tan solo 2 años puede ser diagnosticado con un trastorno mental. En el caso de los niños, estos desafíos se describen como cambios graves en la forma en que suelen aprender, comportarse o manejar sus emociones, y que causan angustia y problemas en la realización de sus actividades a lo largo del día. Algunos ejemplos de enfermedades mentales en los niños incluyen el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la ansiedad y la depresión. Los retos de salud mental pueden conformar el comportamiento y el aprendizaje del niño, y hacer aun más difícil la forma en que el mismo controla sus emociones.

    La pandemia del COVID-19 ha aumentado la cantidad de niños que sufren trastornos de salud mental. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), antes de la pandemia, 1 de cada 6 niños de 2 a 8 años de edad en los Estados Unidos había sido diagnosticado con un trastorno mental, del desarrollo o conductual. Un estudio de la Universidad de Harvard revela que los niños experimentaron síntomas clínicamente más significativos de ansiedad, depresión, hiperactividad y falta de atención entre noviembre de 2020 y enero de 2021. La buena noticia es que, una vez diagnosticados, los trastornos mentales pueden ser tratados y controlados para mejorar la vida cotidiana del niño.

    Existen numerosos recursos disponibles para ayudar a niños y familias que pueden necesitar apoyo de salud mental. La cobertura de Medicaid y CHIP incluye exámenes de salud mental y conductual, y servicios prestados en persona o por telesalud. La elegibilidad depende de la cantidad de miembros y los ingresos del núcleo familiar, y varía según el estado. Como promedio, los niños de una familia de cuatro personas que gana hasta $50,000 al año o más pueden ser elegibles para Medicaid o CHIP. Las familias pueden inscribirse en estos programas en cualquier momento del año.

    El COVID-19 ha ejercido un impacto negativo en la salud mental de los niños, cambiando sus rutinas, su forma de aprendizaje y su vida social, según los CDC. Medicaid, CHIP u otro seguro médico pueden ayudar a que los niños tengan acceso a los servicios de apoyo de salud mental para asistirles en estos tiempos.

    Póngase al día con la atención médica perdida

    Este es también un buen momento para ponerse al día con la atención y los servicios preventivos necesarios que su hijo pudiera haber perdido debido al COVID-19, como vacunas, exámenes infantiles de rutina y visitas de niños sanos. Con la cobertura de Medicaid y CHIP, los padres pueden programarles visitas preventivas a sus hijos para asegurarse de que están creciendo y desarrollándose normalmente, incluyendo el cumplimiento de importantes metas del desarrollo. Los chequeos dentales regulares y las pruebas de visión también son esenciales para la salud general de un niño. Es especialmente importante que los niños en edad escolar se pongan al día en la atención médica, a fin de que estén listos para el aprendizaje en persona. Su proveedor le dirá cómo garantizar y obtener atención importante para proteger la salud de su hijo, hoy y en el futuro.

    Para obtener más información sobre Medicaid y CHIP, visite InsureKidsNow.gov o llame al 1-877-KIDS-NOW (1-877-543-7669) para hablar con un especialista en inscripciones.

    Información proporcionada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.



    ]]>