7 consejos para viajar por carretera con niños en temporada festiva



    (BPT) - Independientemente de que la duración de su viaje sea tres horas o treinta minutos, podría parecer una eternidad con un niño aburrido en el vehículo. Si estás planificando un viaje por carretera con uno o más niños, planifica con anticipación para tener un recorrido feliz y seguro, sea cual fuere el sitio adonde van.

    A continuación, cómo tú y tus hijos pueden mantenerse seguros y disfrutar el viaje, así como el destino final.

    1. Ten en cuenta el tiempo necesario para hacer paradas

    No intentes hacer un maratón de varias horas para llegar rápido adonde vas. Los niños necesitan paradas frecuentes para ir al baño, disfrutar de una comida sana, y liberar la energía acumulada dentro del vehículo. Mantente atento a señales de inquietud, y para antes de que los niños se pongan de mal humor.

    Cuando vayas a parar, busca un sitio seguro en el que los niños puedan estirar las piernas y correr un poco. Si están perezosos, organiza un juego rápido como el “tocar y parar”, o invítalos a hacer una competencia de saltos.

    Si esas paradas frecuentes te están demorando más de lo esperado, llama con anticipación a quienes te esperan para informarles que llegarán un poco tarde. Es mejor manejar con moderación y que todos lleguen seguros y felices.

    2. Asegúrate de que los niños tengan puesto el cinturón de seguridad todo el tiempo

    Contribuye a la seguridad de tus hijos garantizando que tengan puesto el cinturón de seguridad todo el tiempo, y en todos los recorridos en el vehículo. Como los niños mayores se ponen intranquilos, pueden zafarse el cinturón si el viaje es largo. Asegúrate de inspeccionar periódicamente durante todo el viaje, no solo cuando pongas en marcha el vehículo. Después de cada parada para ir al baño, estirar las piernas o comer, asegúrate de que los niños tengan puesto el cinturón antes de incorporarte nuevamente a la carretera.

    3. Lleva juegos y revive tu creatividad

    Los juegos portátiles y libros apropiados a la edad de tus hijos pueden ser buenas distracciones para viajes largos. Busca audiolibros que toda la familia pueda escuchar durante el trayecto.

    ¿Recuerdas los juegos que hacías en los viajes por carretera con tus padres? ¿Han visto placas de vehículos de diferentes estados? ¿Decir cierta palabra cuando se ve un animal o determinado tipo de vehículo? ¿Y qué tal si juegan al “Veo, veo”? También puedes probar con un juego de adivinanzas como “20 preguntas¨, o usar preguntas a responder “Sí” o “No” para tratar de descubrir la identidad de una persona famosa en la que uno de ustedes haya pensado. También pueden recurrir a juegos de palabras o adivinanzas divertidas para que los niños participen contigo y entre sí.

    4. Los menores de 13 años deben viajar en el asiento trasero

    Independientemente de lo largo que sea el viaje, los niños menores de 13 años no deben viajar nunca en el asiento delantero, por su propia seguridad. Las normas y características de seguridad de los vehículos, como las bolsas de aire, se fabrican y ponen a prueba con el cuerpo de un adulto en mente. Las bolsas de aire pueden inflarse cuando el vehículo alcanza velocidades de 200 a 400 millas por hora, y como el cuerpo de un niño está en crecimiento, irán más seguros en el asiento trasero. Además, como la mayoría de los choques vehiculares impactan la parte frontal del vehículo, el asiento trasero es el sitio más alejado de la colisión.

    5. Lleva meriendas sanas

    Asegúrate de que cada niño tenga una botella de agua rellenable para el viaje, además de meriendas sanas como frutas, palitos de queso o yogurt. Escoge meriendas apropiadas a la edad de tus hijos que no impliquen peligro de atragantamiento, para que puedas enfocarte en la carretera.

    6. Abrigados, pero con seguridad

    Para lograr la mejor protección viajando en el car seat, las correas de sujeción deben ajustar cómodamente. Un grueso abrigo de invierno puede crear un espacio adicional entre el niño y la correa de sujeción, incrementando el riesgo de lesiones en caso de choque. Para mantener a tu hijo abrigado y seguro durante el viaje, ponle al niño una chaqueta delgada y colócale una frazada sobre la correa de sujeción si es necesario. Deja el abrigo más grueso para usarlo cuando lleguen.

    7. Antes de salir: Verifica que los niños viajan en el car seat correcto

    Como los choques pueden ocurrir en cualquier momento o lugar, viajar en el car seat correcto para la edad y tamaño de sus hijos es siempre importante. Tu próximo viaje por carretera puede ser un buen recordatorio para verificar con cuidado si los niños viajarán en el car seat correcto por su seguridad, y que esté instalado correctamente.

    Escribe la edad, peso y altura de tu hijo en el sitio web NHTSA.gov/Protegidos para verificar si está viajando en el car seat correcto. También podrás encontrar consejos para la instalación, y la ubicación de la estación de inspecciones más cercana, donde un técnico certificado te ayudará a comprobar la instalación del car seat.

    Disfruta tu viaje por carretera con la familia poniendo en práctica estos consejos, y lo harás más seguro y feliz. Viajes como estos pueden ser memorables por las razones correctas, y tanto tú como tus hijos podrán incluso divertirse en el trayecto.



    ]]>