Billetera electrónica podría avanzar más rápido en República Dominicana

Billetera electrónica podría avanzar más rápido en República Dominicana

Los avances tecnológicos han permitido la creación de múltiples plataformas digitales que buscan satisfacer las necesidades de los usuarios, evitar fraudes financieros y abaratar costos de operación abriendo paso a la utilización de nuevas herramientas de pago.

Las empresas tecnológicas han llevado al sistema financiero la integración del uso de plataformas digitales como nuevas alternativas para transacciones bancarias a través del uso del plástico (tarjetas de crédito o débito). Estas facilidades están orientadas a diferentes soluciones y se adaptan a la necesidad del usuario.

Con la pandemia del covid-19 y el confinamiento social han emergido muchas aplicaciones para comercializar productos y servicios y con ellas se han incrementado los pagos a través del internet y los celulares.
Estas formas de pago electrónico se valen de la penetración del uso de la telefonía móvil en la población, lo que les abre puertas a los pequeños comerciantes para subsistir con el comercio electrónico, sin tener que procurar una estructura física.

Las personas que prefieren manejar sus productos por internet banking superan los 4.7 millones a septiembre de este año, más del 80% pertenecientes a plataformas de bancos múltiples, según las estadísticas del Banco Central (BC).

En tanto que los usuarios que están utilizando los teléfonos móviles para ejecutar sus pagos de servicios y productos son poco más de un millón, de los cuales el 96% corresponde a clientes de la banca comercial.
Para los clientes bancarizados, que dominan las herramientas digitales y prefieren salir de casa sin el pendiente de tener una cartera a la mano, las fintech (empresas tecnológicas financieras) han creado plataformas para el uso del dinero.

Billetera electrónica
En términos llanos, la billetera electrónica es un mecanismo que busca brindar otra facilidad de pago y consumo a los clientes. Su utilización es como la billetera física pero a través de los teléfonos móviles y sin la necesidad del internet.

Esta alternativa se ha estado utilizando en países latinoamericanos como México, Chile y Colombia desde el 2012 y es una de las vías más seguras para utilizar el efectivo no físico.

Al cierre de 2019 la Asociación Dominicana de Empresas de Fintech (AdoFintech) contaba con apenas seis empresas que prestan servicios dentro del renglón billetera y tarjetas prepagadas. Los avances orientados a la inclusión de plataformas digitales están rezagados y a la espera de la aprobación del Reglamento del Sistema de Pagos por parte del Banco Central y la Junta Monetaria.

Para Manuel Grullón Hernández, presidente de AdoFintech, a mayor digitalización financiera, más personas que no forman parte del ecosistema bancario podrán acceder sin grandes inversiones.

Además, destacó la particularidad de que los pasos hacia la inclusión de nuevas herramientas digitales le facilitan la vida a los negocios que no cuentan con acceso al crédito en la banca comercial.

Digital
De la mano de la billetera electrónica se encuentra la factura digital, que es otro avance que abarata costos y contribuye con el medio ambiente. En el país, tras la aprobación de la Norma General 01-2020 de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), la facturación electrónica inició formalmente su funcionamiento a inicios del 2020.

La facturación electrónica permite que un proveedor y un comprador intercambien una factura en un formato electrónico, la particularidad de esta es que tiene la misma validez legal que las facturas de papel y se reporta de manera automática a la DGII.

Share