Rebote económico apunta a la recuperación en 2021

0
213

Tras 14 meses desde que los sectores productivos vieron sus actividades limitadas y paralizadas a raíz de la pandemia del covid-19, la economía dominicana inicia un proceso de reactivación cuya dinámica mantiene una tendencia positiva en las cifras de los principales indicadores macroeconómicos.

De acuerdo con el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) del Banco Central, con el cual se analiza el comportamiento del valor agregado de los sectores económicos incluidos en el cálculo del producto interno bruto (PIB), la economía dominicana presentó una variación acumulada de 13.4%, indicando un incremento real de 4.6 puntos porcentuales con relación al mismo periodo del año 2020, cuando la emergencia sanitaria llevó este indicativo a terreno negativo, con una variación de -8.8%.

Este resultado muestra que la reapertura parcial está contribuyendo con un rebote económico que se traduce en recuperación, al aproximarse en medio punto porcentual al crecimiento acumulado del 5.1% obtenido en los meses enero-mayo del 2019 y dos puntos porcentuales a la variación de 6.6% de los primeros cinco meses del 2018, años previos a la pandemia.

En una rueda de prensa, el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, explicó que los estímulos monetarios y fiscales diseñados para mitigar el efecto adverso de la pandemia han impactado favorablemente la actividad económica, que proyecta una expansión entre el 8% y el 9% de forma conservadora y con un sesgo al alza, de acuerdo al sistema de pronóstico de la institución.

Con un crecimiento del 54%, la construcción resultó el sector productivo de mayor contribución al IMAE acumulado, considerado por el Banco Central como “un importante propulsor de la expansión de la demanda agregada, determinante de los puntos de inflexión en el ciclo económico”. El incremento se debió al volumen de ventas presentado por el cemento, las estructuras metálicas y otros materiales utilizados para la construcción de obras públicas y privadas.

La manufactura zonas francas fueron la segunda actividad de mayor incidencia, con un 30.1%, en consonancia con el crecimiento de las exportaciones, que solo durante el mes de mayo generaron importes valorados en US$603.9 millones, un comportamiento que ha sido posible por la reactivación total de las empresas que conforman esta industria, así como la captación de nuevas inversiones.

A esta le siguió la minería, con un 16.2%, explicado en el aumento de mayores volúmenes de producción de arena, grava y gravilla, ferroníquel, yeso y oro.

La manufactura local (15.9%), el transporte y almacenamiento (14.6 %), el comercio (10.1%), las comunicaciones (3.5%), las actividades inmobiliarias y de alquiler (2.1%), agropecuaria (1.6%), energía y agua (1.4%) y otras actividades de servicios (1.3%) fueron otros segmentos productivos que aportaron a la recuperación del IMAE tras su decrecimiento de enero a mayo del 2020.

Planes de estímulo y liquidez
El Banco Central implementa, desde marzo del 2020, un plan de estímulo monetario para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia. La tasa de política monetaria (TPM) se mantiene en un 3.00% y el programa de provisión de liquidez asciende a US$215,000 millones, representando un 5% del PIB.

RD$196,285.1 millones han sido canalizados por medio de las entidades de intermediación financiera para que las empresas y hogares, a través de 90,000 nuevos préstamos, refinanciamientos y reestructuraciones de deuda. Los sectores que más han recibido recursos son los de comercio y mipymes (RD$83,141.4 millones), hogares (RD$27,766.3 millones), manufactura (RD$21,725 millones), construcción (RD$18,276.5 millones) y exportación (RD$6,062.6 millones).

El instituto emisor también ha colocado de RD$19,954.9 millones en repos revolventes de liquidez de corto plazo.