Debaten expertos en Centro Cultural Banreservas existencia “salsa dominicana”

0
187

Realizan un panel sobre la salsa y la incidencia dominicana en el ritmo del Caribe

Un grupo de expertos debatió en el Centro Cultural Banreservas sobre la salsa, un ritmo caribeño de origen cubano que tiene influencias puertorriqueñas, y concluyó que existe una salsa dominicana.

La salsa dominicana, según los panelistas, se caracteriza por la participación de años de compositores, directores de orquestas y vocalistas que han hecho aportes en piezas memorables al ritmo caribeño.

El interesante debate contó con la participación de Eugenio Pérez, Ismael Hernández, Mario Díaz, Alicia Baroni, Oliver Santos, José Peguero, Joan Minaya y Oliver Santos.

 Alicia Baroni, sostuvo que, dada la incidencia fundamental en el ritmo por parte de una infinidad de talentos dominicanos, de la composición, la orquestación y la interpretación, se puede establecer que existe una “Salsa Dominicana”.

“Profundizar y conocer el origen y desarrollo de la salsa en el país, lleva a encontrarse con cantidad de valiosos compositores, arreglistas y vocalistas dominicanos que inscriben la salsa en la diversidad musical dominicana’, dijo.

Baroni dio la bienvenida a los invitados y al público a este encuentro, e inmediatamente presentó a cada uno de los participantes. Oliver Santos coordinó las preguntas a los panelistas y tuvo una participación.

Eugenio Pérez, comunicador especializado en la salsa y autor del libro La Salsa en la República Dominicana: Padres, líderes y propulsores históricos, definió  así el origen del ritmo: “El término salsa se lo han atribuido músicos, locutores, y entendidos en el movimiento, pero personalidades como los reputados músicos Richie Ray y Bobby Cruz fueron de los primeros que utilizaron el nombre salsa en un programa   que era “La hora de la salsa, el sabor y el bembé”, del locutor venezolano Danilo Phidias Escalona”.

No obstante, dijo que la verdadera denominación del término salsa lo consolidó y etiquetó Johnny Pacheco cuando creó el “Sonido de Nueva York” fundando las Estrellas de Fania, para resumir los distintos ritmos: son, guaracha, Guaguancó, Charanga, Chachachá, Mambo, Boogaloo, entre otros, que en lo adelante se llamarían “Salsa”, concepto comercial y mercadológico. 

Este nombre, “Salsa”, se oficializó en 1973 con la segunda película filmada en el Yankee Stadium con el nombre definitivo “Salsa”, afirmó Pérez. 

Aportes de dominicanos

Oliver Santos, influencer cultural, resaltó la importancia de reconocer y recordar los aportes de los dominicanos al género y recalcó la necesidad de apoyar “la inmensa cantidad de escritores como una herramienta para revivir la originalidad que nos caracteriza y que ha sido más que probada en el tiempo, y para muestra: ¡la historia!”.  

Ismael Hernández Guerrero, estudioso e investigador y coleccionista de música vinilos, presentó un listado (muy limitado) de compositores dominicanos que han hecho aportes considerables a la salsa: Johnny Pacheco, Pálmer Hernández, Mario Diaz, Corine Oviedo, Cheo Zorrilla, José Bello, Alicia Baroni, José Peguero, Johnny Ventura, Juan Luis Guerra y Manuel Jiménez.

Dejar respuesta