Ganancias en la inclusión financiera, ganancias para un mundo sostenible

0
551

El Grupo Banco Mundial y la inclusión financiera

La inclusión financiera se ha convertido en un desafío crítico para el desarrollo y es un tema candente entre los responsables de formular políticas, los profesionales del desarrollo y el sector privado. De hecho, la base de la inclusión financiera se puede encontrar en 7 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En 2011, el Grupo Banco Mundial puso en marcha Global Findex, una base de datos que realiza el seguimiento de los esfuerzos de inclusión financiera en todo el mundo. Su tercera edición acaba de aparecer en abril de 2018.

Al mismo tiempo, como parte de sus esfuerzos por mejorar la estabilidad del sector financiero, desarrollar un sector privado próspero y crear empleos, el Grupo Banco Mundial se dio cuenta de que demasiadas personas carecían de acceso a una cuenta financiera que las ayudara a participar en la economía.

Los datos del Findex 2011 mostraron que 2500 millones de adultos no estaban bancarizados y cerca de 200 millones de microempresas a medianas empresas de las economías en desarrollo carecían de acceso a servicios financieros y créditos asequibles.

Es por eso que en 2013, el Grupo Banco Mundial anunció una visión global para el acceso financiero y puso en marcha el Acceso Financiero Universal para 2020 (UFA2020) para permitir que los adultos de todo el mundo obtengan acceso a una cuenta de transacciones. Desde entonces, más de 30 asociados de todo el sector financiero se han unido para ayudar a alcanzar este objetivo.

Se ha avanzado mucho en los últimos años en pos de ampliar el acceso financiero y la cantidad de adultos no bancarizados ha disminuido a 1700 millones, según los últimos datos del Findex.

El número de personas no bancarizadas continúa disminuyendo, incluso cuando aumenta la población.

La inclusión financiera aprovecha todas las partes del Grupo Banco Mundial y continúa siendo parte de las operaciones de préstamos y asesoría de la institución. El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) colabora con los Gobiernos y los reguladores para apoyar una reforma regulatoria responsable, mientras que las inversiones de la Corporación Financiera Internacional (IFC) ayudan a que se expandan y fortalezcan las empresas eficientes más allá de las fronteras, lo que estimula la demanda de servicios financieros. Esto es particularmente cierto en la labor del Grupo Banco Mundial para cerrar la brecha de género en la inclusión financiera, que es un tema de la AIF18.

El Grupo Banco Mundial está en camino de lograr su compromiso de llegar a 1000 millones de nuevos titulares de cuentas a través de sus servicios de préstamos, asesoría y analíticos.