¿Es la desaceleración económica un aviso de recesión?

0
273

La gran duda que hay en estos momentos, especialmente en los debates entre economistas, es si “nos estamos acercando a un aterrizaje suave o un aterrizaje forzoso en la economía global, que claramente se está desacelerando y particularmente la de Estados Unidos, donde el gran debate es si habrá recesión o no en un horizonte relativamente cercano”.

Esta es una afirmación de Ernesto Revilla, director de Latam Economics en Citi, quien refiere que para 2019 y 2020 en Citi se pronostica una desaceleración en la economía global, pues si el crecimiento en 2017 fue de 3.3% y 3.2% en 2018 se ve sólo un 2.7% para este año. “Es un hecho que la economía global se está desacelerando, pero es una desaceleración gradual que para 2020 se verá creciendo al mismo nivel de 2019”, explicó durante el Citi Media Summi que este año tuvo lugar en la capital colombiana.

“En Citi pensamos que la desaceleración será simplemente gradual y no tenemos un pronóstico de recesión en Estados Unidos y, por supuesto, en el resto del mundo”, sostuvo.

Sin embargo, afirmó que los datos de la economía real siguen siendo satisfactorios, mientras que la información que fluye de los mercados financieros muestra un poco más de preocupación. Lo consideró así porque todo lo relativo al mercado laboral y del consumo siguen relativamente fuertes.

Detalló que el ejemplo más claro es el mercado laboral de Estados Unidos, el cual sigue siendo sumamente dinámico, que crea muchos empleos mes tras mes y que eso, al mismo tiempo, le está dando soporte al consumo interno. Resaltó que el desempleo está en sus mínimos históricos en Estados Unidos. Sin embargo, al analizar que los precios del oro están subiendo, mientras el petróleo baja, es una señal de preocupación en los mercados.

Al analizar estos datos de la economía real de Estados Unidos, sostuvo, es que se puede afirmar que no se ve una alta probabilidad de recesión. Sin embargo, por el lado del mercado financiero hay preocupación por la trayectoria de la llamada “curva de interés” en Estados Unidos que ya se invirtió.

Explicó que lo normal es que el rendimiento de un bono a 10 años sea mayor que uno a tres meses, ya que se necesita mayor premio de liquidez por tener el dinero atado más tiempo. En ese orden, indicó, cuando la pendiente es positiva significa que el bono de 10 años más que el de tres meses. Ahora, sin embargo, se cruzó el cero y comienza a ver una curva con pendiente negativa, que lo único que quiere decir es que el bono a tres meses ofrece mayor rendimiento que el de 10 años.

“Esto es una anormalidad para los financieros y economistas. Esto significa que las perspectivas son malas, ya que uno esperaría bajos crecimientos hacia adelante, bajas tasas de inflación y que los bancos centrales bajen las tasas de interés después. Entonces, es anormal que el rendimiento de los bonos de corto plaza sea mayor que el de los bonos de largo plazo y tradicionalmente eso se interpreta como una señal de que viene una recesión más adelante”, explicó Revilla.

Sin embargo, según explicó a periodistas de América Latina reunidos en Bogotá, a pesar de que haya una curva en pendiente negativa en Citi no esperan una recesión. Al explicar las razones de esta posición, indicó que ahora se ve un período mucho más largo, aunque “sí es cierto que cuando ha habido recesión la curva se invirtió antes, pero no es cierto que cada vez que se invierte la curva tienes una recesión”.

Explicó que ha habido ocasiones en que se invierte en la curva y no viene una recesión porque los bancos centrales, refirió, actúan para prevenirla. Dijo que la FED, de manera particular, baja las tasas de interés, lo cual es el caso en estas circunstancias.

Hay una razón adicional que Revilla considera relevante. A su entender, las tasas de largo plazo están anormalmente bajas, lo cual se relaciona con que los niveles de inflación en todo el mundo están bastante bajos y porque ha habido muchos programas de relajamiento cuantitativo. Sin embargo, sigue confiando en un aterrizaje suave.

A su entender, el hecho de que la FED haya bajado dos veces las tasas de interés, en este momento del ciclo, es un buen seguro para prevenir la recesión. Refirió que uno de los mayores riesgos que gravitan sobre el mercado es la guerra comercial que protagonizan Estados Unidos y China, la cual ya está causando efectos sobre las economías emergentes.

Dejar respuesta