Economía de RD cerrará 2019 con crecimiento de 5.2%

Economía de RD cerrará 2019 con crecimiento de 5.2%

La actividad económica dominicana cerró con un crecimiento de 5.2% de su producto interno bruto (PIB) en octubre de 2019, luego de haberse expandido en 5.1% en septiembre, así lo informó el Banco Central a través del indicador mensual de actividad económica (IMAE).

Estos resultados reflejan que están dadas las condiciones para que la economía pueda cerrar el presente año con una expansión en torno a su potencial de 5.0%.

Cabe destacar que, de no haberse registrado la desafortunada campaña mediática que afectó al país por los incidentes ocurridos a turistas estadounidenses en la primera mitad del año, así como el efecto del ciclo electoral que ha afectado las expectativas de los agentes económicos, la recuperación del crecimiento de la economía hubiese sido más pronunciada, alcanzando un incremento interanual en torno a un promedio de 5.5% en los últimos cuatro meses.

En cuanto a los resultados del IMAE en el mes de octubre de 2019, el mismo se encuentra sustentado principalmente en el incremento experimentado en el valor agregado real de las siguientes actividades económicas: Construcción (14.9%), Explotación de Minas y Canteras (10.4%), Energía y Agua (7.6%), Otras Actividades de Servicios (7.3%), Servicios Financieros (6.7%), Actividades Inmobiliarias (5.1%), Transporte y Almacenamiento (4.4%) y Agropecuaria (4.3%).

El país alcanza un notable desempeño económico de 4.8% entre enero-octubre, en el contexto de un entorno internacional caracterizado por problemas sociopolíticos y disputas comerciales entre las principales economías del mundo, que ha generado una desaceleración sincronizada de la actividad económica que afecta al 90% de los países, según el FMI.

Con la expansión promedio de los primeros diez meses de 2019, el país sigue conservando su liderazgo en términos de desempeño económico en América Latina, región que de acuerdo a los pronósticos del FMI crecería apenas un 0.2% al cierre de 2019, como resultado de la desaceleración en las dos economías más grandes, Brasil y México, así́ como de la recesión experimentada por Venezuela, Argentina, Nicaragua y Paraguay.

Share