Banca regional con menor crecimiento en 2019

0
217

El Informe Trimestral Económico Bancario Regional de la Federación Latinoamericana de Banco (Felaban) reveló que las proyecciones del primer semestre del sector bancario sobre el desempeño económico de América Latina son poco satisfactorias para este año.

Las cifras registradas hasta junio 2019, muestran que la cartera creció tan solo 1.6% interanual en términos reales, cifra a la baja explicada en gran parte por el entorno económico adverso de Argentina y Nicaragua. Excluyendo estos dos países, el crecimiento real anual de la cartera latinoamericana a la misma fecha habría ascendido a 5.1 por ciento.

La publicación a finales de noviembre explica que la cartera vencida promedio a nivel regional se ubicó en 2.5% a junio de 2019, registro levemente superior al registrado un año atrás (2.4 %).

A su vez, la rentabilidad promedio del activo (ROE) se ubicó en 1.66% en el mismo período, mostrando una leve mejoría con respecto al año anterior (1.56 por ciento).

Las economías grandes Brasil, Argentina y México sienten directamente los impactos de un proceso de estancamiento económico.

Argentina resulta ser un país que ha sufrido los embates de una compleja situación fiscal, un proceso electoral reñido y un deterioro de la confianza a nivel internacional en medio de un ajuste con el Fondo Monetario Internacional. La situación política y social de Nicaragua ha generado inconvenientes para la actividad económica y la banca por supuesto no es la excepción. Según informe del FMI, la tensión social ha afectado la actividad crediticia y que el gobierno hace esfuerzos para mantener la liquidez del sistema.

En el caso de Brasil, pese a que recientemente la reforma pensional pasó, lo cual despeja el panorama fiscal, hay que decir que el sistema bancario afronta un escaso crecimiento del crédito (1.7 por ciento real a junio de 2019).

Chile, por su parte, crece al 7% anual real. En este caso podría beneficiarse de la política monetaria expansionista que inició en el pasado mes de junio, y que con motivo de la situación social se acentuó en los meses subsiguientes.

Esto, sumado a una inflación estable y a la baja, sumada con una banca sumamente sólida desde el punto de vista patrimonial, deja un panorama que estará pendiente de la situación económica que en hoy por hoy tiene una amplia relación con la situación social. Colombia aprovecha el momento del ciclo económico al alza que le deja un crecimiento del 3.3% y un repunte de la inversión privada que no crecía al 5% real en los últimos cinco años.

Dejar respuesta