Entre marzo y mayo se incrementaron los pagos y transferencias bancarias por el COVID-19

Entre marzo y mayo se incrementaron los pagos y transferencias bancarias por el COVID-19

El Banco Central reportó que entre marzo y mayo de este año se procesó un promedio diario de operaciones de sistemas de pago por 131,115.9 millones de pesos y 418.2 millones de dólares, un incremento de 18.4 % y 37.7 %, respectivamente, al registrado en igual período del año anterior.

Asimismo, a través del sistema LBTR, con su servicio de pagos al instante se efectuaron 1,682,151 transacciones durante ese lapso, de las cuales 1,599,203 fueron en pesos dominicanos y 82,948 en dólares estadounidenses, por montos totales de RD$256,341.7 millones y US$843.9millones, respectivamente.

«El uso intensivo de los pagos al instante resulta más evidenciable al comparar con el número total de operaciones de este tipo efectuadas en el trimestre marzo-mayo del 2019, que fue de 836,112, para un extraordinario incremento de 101.2%», dijo el Banco Central.

Por medio del sistema LBTR han sido procesadas las transacciones realizadas a través de cajeros automáticos y terminales de puntos de venta (POS), con las tarjetas de crédito, débito y prepagadas de la marca Visa y MasterCard, las cuales ascendieron a RD$86,858.0 millones en el trimestre marzo-mayo del 2020, inferior en 9.8% al monto procesado en el año 2019. Esto como resultado de la reducción de las transacciones con tarjetas, debido al cierre de los comercios, lo cual empezó a revertirse en la última semana del mes de mayo con el inicio de la apertura gradual de las tiendas en plazas comerciales y conjuntamente con las festividades del Día de las Madres, cuando se efectuaron transacciones con tarjetas por RD$9,215.9 millones, para un incremento de 20.4% con relación a igual semana del año 2019, «indicativo de la reactivación del consumo y la actividad comercial», dijo el Banco Central en un comunicado.

Con relación a las compras nacionales e internacionales con tarjetas a través de internet y vía telefónica en el trimestre marzo-mayo del 2020, estas alcanzaron RD$23,540.4 millones, para una reducción de 11.6%, con relación a igual período del año 2019, precisamente motivadas en las restricciones de movilidad y cierre de comercios en el período señalado.

Asimismo, los servicios de transferencias de fondos a través de débitos y créditos directos (ACH) y pagos móviles, se han mantenido disponibles para los usuarios de los canales electrónicos de pago. Sólo a través del sistema de pagos móviles en el trimestre marzo mayo del 2020, fueron realizadas más de 3.1 millones de transacciones por un valor de RD$2,730.6 millones, un 41.5%, superior a similar período del año pasado.

«Un indicativo del aumento de la preferencia por parte de los dominicanos de los canales electrónicos para fines de realizar transferencias y pagos sin necesidad de desplazarse de sus hogares, lo constituye la existencia de 4,829,612 usuarios de Internet Banking de las entidades de intermediación financiera, así como 1,049,459 usuarios del sistema de pagos móviles, al mes de mayo del 2020, para aumentos de 13.8% y 7.1%, respectivamente, con respecto a mayo del 2019”, expuso el Banco Central.

Del mismo modo, los 3,403 cajeros automáticos disponibles en el país han provisto de efectivo a la población en general, ante la reducción de los horarios de operación de las oficinas bancarias, contribuyendo a disminuir las filas en dichas oficinas y la demanda de fondos por ventanilla, sin menoscabo del ahorro de tiempo que esto implica para los clientes bancarios. Durante el período comprendido entre marzo y mayo 2020, se realizaron 20.5 millones de retiros de efectivo en cajeros automáticos por un monto total de RD$94,686.6 millones.

Asimismo, para reducir la interacción entre los dependientes de tiendas y los usuarios de tarjetas, los operadores de POS configuraron dichos dispositivos para la aceptación de pagos sin contacto, contribuyendo a la prevención sanitaria de los actuantes.

Sistema de pagos y los subsidios sociales gubernamentales.

Es importante destacar el papel desempeñado por el Sistema de Pagos y Liquidación de Valores de la República Dominicana (SIPARD) para facilitar de forma eficiente la distribución focalizada de los subsidios sociales dispuestos por el Gobierno Dominicano a través del uso de tarjetas prepagadas, que han reemplazando mecanismos inseguros y proclives al dispendio, basados en la entrega de efectivo, cheques y otros. El surgimiento de la pandemia del COVID-19 y la adopción de medidas de confinamiento de la población, con el consecuente efecto sobre la actividad económica, el empleo y el nivel de ingreso de la población, derivó en la implementación del nuevo programa “Quédate en Casa”, dirigido a segmentos poblacionales que igualmente requieren de asistencia gubernamental, a través del cual fueron incorporados en los meses de abril y mayo del 2020, 709,964 nuevos beneficiarios de subsidios sociales, con respecto al mes de marzo de 2020.

Para el referido programa no se utilizan tarjetas físicas sino más bien credenciales virtuales de pago, las cuales se apoyan en el uso de la cédula de identidad y electoral como instrumento de pago. Dichas credenciales de pago han surgido en el mundo de los pagos para reemplazar los productos bancarios hasta ahora físicos, siendo éstas un código, número de identificación u otra credencial vinculada a una cuenta que permite a su titular hacer transacciones usando la plataforma de una red de pagos. Lo anterior demuestra que el futuro de los medios de pago ya está en el país.

«Como resultado de lo anterior, se evidencia un significativo incremento en el volumen y valor de las transacciones con tarjetas de subsidios sociales en los meses de abril y mayo del 2020, con respecto a meses precedentes», dijo el Banco Central.

Share