Rentabilidad de la banca pudiera verse afectada hasta mediados de 2021

Rentabilidad de la banca pudiera verse afectada hasta mediados de 2021

El sector financiero dominicano ha sido el amortiguador para que los demás sectores económicos del país puedan subsistir ante los efectos de la pandemia del covid-19. Sin embargo, las medidas económicas aplicadas por el Gobierno a través de su política fiscal y monetaria para incrementar los ingresos en los hogares y empresas más vulnerables podrían perjudicar la rentabilidad de la banca.

Tras el cierre temporal de negocios y empresas durante los primeros meses en que se confirmaron casos de coronavirus en el país, las entidades de intermediación financiera crearon un paquete de medidas para respaldar a las personas y comerciantes que vieron afectado su flujo de ingresos.

Algunas de las facilidades financieras incluyeron una baja en la tasa de interés para incrementar el acceso al crédito, aplazamientos para el pago de préstamos y tarjetas, así como la inclusión de nuevos servicios digitales para facilitarles los procesos a los clientes.

Según un análisis de la empresa Analytica, previo al cierre de la economía dominicana, en febrero, los préstamos de las Otras Sociedades de Depósitos (OSD) registraron un promedio de RD$1,225,543 millones, manteniendo un crecimiento de un 3.0%.

Pese a este desenvolvimiento en los préstamos que reflejó, en abril 2020, un aumento de 1.4% durante la mayor caída de la actividad económica (-29.8%), la demanda de crédito de otros sectores se vio afectada.

El documento destacó dentro de los renglones más impactados por los efectos del coronavirus durante el cuarto mes del pasado año, las tarjetas de crédito (-6%), servicios inmobiliarios y de alquiler (-4%) y de transportes y comunicaciones (0%). En tanto que el crédito al sector comercio e hipotecario reflejó un aumento promedio de 1.7%, con 3% y 1%, respectivamente, mientras el sector manufactura aumentó 4.0%.

Mayor ponderación

La variación de los datos de octubre 2020 versus la tendencia de crecimiento que se venía registrando desde 2019 hasta febrero del pasado año, antes de detectarse los primeros casos positivos del virus, colocan a los préstamos por consumo como los de mayor ponderación con el 22% de crédito por destino.

Adquisición de viviendas con el 18%, comercio con el 14% y manufactura con el 8% de los mayores montos de la cartera de crédito del sector financiero a octubre del 2020.

Rentabilidad

El impacto de la pandemia provocó la pérdida de 182,196 empleos, según las estadísticas de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), lo que ha prolongado la desestabilización de los préstamos en el país, en especial los de consumo con tarjeta de crédito.

Esta reducción de trabajadores formales junto a la reestructuración de la cartera de crédito, además de aumentar la tasa de morosidad, se convierte en un factor de riesgo para la rentabilidad de la banca por lo menos hasta mediados de este año.

En ese sentido, Analytica indica que, durante los próximos meses, la política económica debe mantenerse vigilante del entorno macroeconómico coordinado con la política fiscal para garantizar una economía robusta y saludable.

Share