Banco Central propulsor de los sistemas de pago en República Dominicana

Banco Central propulsor de los sistemas de pago en República Dominicana

El Banco Central ha jugado un rol determinante en la modernización del Sistema de Pago y Liquidación de Valores de la República Dominicana (Sipard), en los ámbitos normativo, operativo y tecnológico. Los sistemas de pago contribuyen de manera eficiente en el desenvolvimiento de la actividad económica, dado que dinamizan y facilitan las transacciones monetarias en el país.

Fruto de las iniciativas impulsadas por el Banco Central en materia de sistemas de pago, el acceso y uso de los medios de pago electrónicos han mostrado un extraordinario avance en los últimos años, mientras que, por su parte, la preferencia en el uso del efectivo y los cheques para realizar pagos experimenta una tendencia decreciente.

Así lo planteó el instituto emisor a través de un comunicado, en el que destacó que esto ocurre gracias a que los medios de pago electrónicos facilitan el intercambio de fondos de forma rápida y segura, reducen los costos por desplazamiento y representan un ahorro de tiempo para sus usuarios.

En el año 2006, la entidad monetaria promovió una reforma integral del Sipard, orientada al fortalecimiento de su marco legal, operativo y tecnológico que implicó la integración del sector financiero, de otros reguladores y supervisores, así como de entidades privadas proveedoras de servicios de pago.

Esto permitió la elaboración y aprobación de la primera versión del Reglamento de Sistemas de Pago, que tenía por objeto establecer el régimen jurídico y los procedimientos aplicables al Sipard, así como robustecer el rol del Banco Central en los sistemas de pago.

El reglamento dio cabida a la emisión de varios Instructivos orientados al desarrollo de temas, tales como especificaciones para la elaboración de cheques;,administradores de sistemas de pago o de liquidación de valores, sistema de liquidación bruta en tiempo real (LBTR), digitalización, truncamiento y compensación de cheques.

«Todo este armazón normativo vino a robustecer la seguridad y certeza jurídica en el país en esta materia», explicó la institución monetaria.

Con la modificación del Reglamento de Sistemas de Pago aprobado por la Junta Monetaria mediante su Segunda resolución en abril de este año, se impulsó «una importante actualización de esta normativa, cuyo alcance es ampliado a otros proveedores de servicios de pago orientados al uso de plataformas tecnológicas, tales como las fintechs orientadas a los pagos».

«De igual forma, se introdujeron aspectos que fortalecen la regulación, supervisión y vigilancia del Sipard, procurando promover la inclusión financiera, proteger a los usuarios de los servicios de pago y fomentar el desarrollo de nuevos actores del ecosistema de pagos», agregó la entidad.

En el ámbito tecnológico, desde abril del año 2008, opera en el país un sistema de liquidación bruta en tiempo real (LBTR), una plataforma tecnológica que permite a sus participantes realizar transferencias de fondos en tiempo real, entre ellos y con el Banco Central.

A través del sistema LBTR, las entidades de intermediación financiera, intermediarios de valores, el depósito centralizado de valores, la Tesorería de la Seguridad Social y la Tesorería Nacional realizan las operaciones interbancarias por cuenta propia o de terceros y del mercado de valores, concentración y dispersión de fondos de la seguridad social, y pagos de deuda externa.

Este sistema es un gran aliado del Banco Central para la implementación de las políticas monetaria y cambiaria, pues las operaciones de mercado abierto y de su plataforma cambiaria, también son liquidadas en las cuentas corrientes en el referido sistema, lo cual, dada la modalidad de liquidación en tiempo real, deriva en un efecto inmediato de la ejecución de dichas políticas sobre los agregados monetarios.

Por otro lado, la entidad monetaria resaltó que en el sistema LBTR se procesan los saldos compensados de todas las transacciones realizadas en el país a través de débitos y créditos directos (ACH), cajeros automáticos, pagos móviles (tPago), subagentes bancarios, tarjetas Visa, Mastercard y ATH.

Estas transacciones entre los años 2008 y 2020, presentaron un incremento de 250.1%, al pasar de RD$185,840.5 millones a RD$650,660.7 millones, debido a la incorporación de nuevos sistemas de pago gestionados por entidades privadas, aumento de las tarjetas en circulación y mayor disponibilidad de canales electrónicos, como internet banking, aplicativos móviles, cajeros electrónicos y puntos de venta.

Anterior al año 2006, el procesamiento de los saldos de las transacciones correspondientes a la liquidación de los débitos y créditos directos (ACH), cajeros automáticos, tarjetas Visa, Mastercard y ATH, eran realizadas en entidades de intermediación financiera, por lo que el Banco Central sobre la base de su atribución de liquidador final de los sistemas de pago, dispuso que dichos procesos de liquidación fueran efectuados en esta Institución, con lo que impregnó mayor seguridad y mitigación de riesgos a los mismos.

«El sistema LBTR, operado por el Banco Central, constituye sin dudas el corazón de los sistemas de pago del país, donde convergen todos los pagos de bajo y alto valor, su incidencia en la actividad económica es fundamental, como mecanismo canalizador de los recursos monetarios. Desde su puesta en funcionamiento en abril del año 2008, hasta marzo del año 2021, a través de dicho sistema han sido realizadas 25.4 millones de transacciones. Para tener una idea de la expansión del volumen de los pagos, basta observar el crecimiento promedio anual de 45.1%, mostrado por el total de pagos en el primer trimestre entre los años 2009 y 2021», explicó la entidad.

Además, subrayó la importancia de la puesta en funcionamiento del servicio de Pagos al Instante por parte del Banco Central. Mediante esta facilidad, operada en el sistema LBTR y adoptada desde 2014, los clientes bancarios tienen acceso a los pagos en tiempo real, los 365 días del año de 7:00 a.m. a 11:00 p.m.

A través de dicho servicio han sido efectuadas 17.6 millones de transacciones hasta el mes de marzo del presente año.

Asimismo, desde el mes de abril del año 2012, el Banco Central opera un Sistema de Compensación de Cheques, basado en la digitalización y truncamiento de este instrumento de pago, que ha permitido una importante reducción del tiempo de acreditación de los cheques presentados al cobro.

Anteriormente, predominaban variados plazos de acreditación, que en algunos casos superaban varias semanas, mientras hoy día la disponibilidad de los fondos es a más tardar las 5:00 p.m. del siguiente día laborable.

La implementación del Sistema de Compensación de Cheques requirió la estandarización del formato físico del cheque en el país, así como todos los aspectos concernientes a la impresión de los mismos a través de empresas impresoras de cheques que cumplen con los requisitos establecidos por la normativa vigente.

En ese tenor, a través del Sistema de Compensación de Cheques, con la modalidad de los cheques digitalizados y truncados, desde abril del año 2012 a marzo del 2021, han sido presentados al cobro cheques por un monto de RD$10,604,011.2 millones, los cuales luego de su compensación han derivado en liquidaciones por un monto de RD$1,700,991.7 millones.

Como resultado de los avances alcanzados por República Dominicana en materia de sistemas de pago, sobre todo la fortaleza y seguridad de su plataforma tecnológica, desde marzo del 2011, el Banco Central funge como operador del Sistema de Interconexión de Pagos (SIPA), sistema de pago regional que interconecta los sistemas de pago nacionales de los bancos centrales de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana.

El SIPA tiene como propósito facilitar los pagos para el intercambio de bienes y servicios entre estos países. A través de este sistema, se realizan transferencias entre bancos centrales y clientes de entidades financieras de dichos países; pudiendo estas últimas ser remesas, pago de importaciones y de facturas.

Hasta el 31 de marzo del 2021, por el SIPA han sido efectuadas transacciones por un monto total de US$832.8 millones, lo que constituye un indicativo fehaciente de la viabilidad del referido servicio de pagos transfronterizos.

«La República Dominicana cuenta, hoy día, con un sistema de pago modelo de referencia para otros países de la región, caracterizado por su diversidad de proveedores de servicios de pago y medios de pago electrónico, modernidad y seguridad de sus procesos transaccionales, así como el uso de canales en tiempo real que han despertado en el dominicano la necesidad de efectuar y recibir sus pagos de forma instantánea. Indudablemente estos logros se deben al papel preponderante del Banco Central en sus múltiples roles en materia de sistemas de pago como regulador, supervisor, liquidador, participante, administrador y prestador de servicios y fruto del compromiso de sus autoridades de garantizar el eficiente funcionamiento del Sipard», apuntó la entidad monetaria.

Share