Un 68% de los inversores compran criptomoneda para generar riqueza a largo plazo

0
61

Dos tercios de quienes invierten en criptomonedas lo hacen con la finalidad de generar riqueza a largo plazo. Solo uno de cada ocho busca hacer trading en los altibajos del mercado. 

De acuerdo a una reciente investigación realizada por el servicio de comparación de criptomonedas CryptoBuyer.com, el 68% de los inversores que compraron criptomonedas durante el año 2021 lo están haciendo con la finalidad de generar riqueza a largo plazo. 

En contraste, solo el 12% intentó activamente hacer trading durante los muchos altibajos del mercado y, finalmente, el 14% optó por comprar criptomonedas principalmente por diversión. El porcentaje de quienes compraron criptomonedas para gastar o enviar fue muy bajo. 

CryptoBuyer comenta que “la encuesta, realizada a 1.256 inversores durante la primera quincena de septiembre, mostró que la opinión común de que los inversores en criptomonedas son, en su mayoría, especuladores a corto plazo. Pero es una afirmación que, simplemente, no es cierta”. 

Las ballenas siguen la estrategia HODL 

Stéphane Bottine, fundador de CryptoBuyer comenta que, “si bien las acciones de Dogecoin, GameStop y ‘meme’ generaron revuelo durante 2021, la mayoría de los inversores en criptomoneda siguen una estrategia de ‘compra y HOLD’ a largo plazo”.

Pero, qué significa eso. ‘HOLD’ son las siglas de una jerga muy utilizada en el mundo de las criptomonedas que vendría a significar ‘mantener’. 

Esta estrategia es muy simple. Implica comprar y mantener criptomonedas durante muchos años, sin intentar hacer trading con ellas en los muchos altibajos del mercado. 

Los grandes inversores en criptomonedas, conocidos como ‘ballenas’, han perfeccionado esta estrategia, “ya que compran y acumulan después de que Bitcoin se ha vendido”, agrega.

Esta fórmula ha generado retornos excepcionales a lo largo del tiempo. Desde el lanzamiento de Bitcoin en 2009, la criptomoneda ha visto cómo su precio se multiplica por cinco aproximadamente cada año, con una tasa de crecimiento anual del 449%. 

“Como el suministro de Bitcoin es limitado, su precio ha aumentado con el tiempo a medida que más personas ingresan al mercado, lo que aumenta la demanda de forma casi mecánica. Estos datos resaltan el atractivo de las criptomonedas como reserva de valor a largo plazo, a pesar de su volatilidad a corto plazo” explica Bottine. 

La demanda de criptomonedas va en aumento 

2021 fue un año decisivo para las criptomonedas, ya que los inversores institucionales realizaron sus primeras incursiones a gran escala en el mercado. 

La marea de dinero institucional no muestra signos de disminuir, con Alemania a la cabeza permitiendo que sus fondos institucionales asignen hasta una quinta parte de sus activos en criptomonedas. 

Mientras tanto, en los Estados Unidos, Coinbase se está asociando con proveedores de planes de jubilación, lo que da buena cuenta del recorrido que se le presupone.

“Las perspectivas para las criptomonedas nunca han sido mejores. Actualmente vivimos un escenario con la inflación en aumento, las tasas de interés que se espera se mantengan bajas y una clara tendencia a que se normalicen las monedas digitales de los bancos centrales en el futuro cercano” concluye Stéphane Bottine.