ARTICULO Exclusivo-En Pocas Palabras: Cadena de Suministro Más Pronto que lo esperado

0
99

Por: Lic. Juan Guilliani Cury
[email protected]
Economista, Presidente Estrategias del Caribe, JGC.
Business Advisory for Trade and Investment
International Consulting | Public Affairs Consultant
Ex Vice Ministro de Relaciones Exteriores de la R.D.
Ex Secretario General de GEPLACEA.

Para “El Mundo de los Negocios”, y demás Multimedios de The Ballester Business Group.

Tras la fatídica pandemia del Covid-19 la economía mundial reinicia su ritmo de crecimiento económico y todo a pesar de las adversidades que provocó una profunda recesión y paralización de las actividades en una gran mayoría de naciones. Muchas especulaciones han surgido y teorías de expertos y analistas sobre la recuperación, proceso éste que ya está en marcha. Y un ejemplo fehaciente, es que la principal economía del mundo, la de Estados Unidos, la demanda de consumo de bienes se ha disparado a niveles nunca visto. La situación es tal que desde hace tiempo no se veía que anaqueles de tiendas y supermercados se vieran vacíos y aun a esta fecha escasean una amplia diversidad de productos de consumo masivo. El atascamiento sufrido por la transportación marítima y los problemas logísticos derivados de ésta mantiene -por ejemplo- en puertos como Los Ángeles y Long Beach, en la costa oeste norteamericana, a miles de barcos paralizados y abarrotados de productos en medio del agua sin poder desembarcarlos a su destino estas mercancías provenientes del Asia, principalmente de China Continental, donde a este país se le etiqueta como, “el centro de la manufactura mundial.” Los expertos ven en un “exceso de demanda,” la escasez que se ha originado en el mercado de bienes y servicios de Estados Unidos. La gravedad es tal, que ha motivado que el secretario de Transporte estadounidense, Pete Buttigieg, ha dado la voz de alarma ante la escasez de la oferta de productos en la víspera de la celebración de las navidades, época donde el consumo se dispara frenéticamente debido a las compras billonarias de millones de consumidores americanos que abarrotan tiendas y almacenes de todo tipo en ese país. Buttigieg ha dicho que, “Estados Unidos no se está quedando sin existencias por la crisis en la cadena de suministro, sino que Estados Unidos se está quedando sin existencias porque los estadounidenses están comprando demasiado”. La escasez surgida de una crisis en la cadena de suministro ha excitado escaladas de alzas en algunos bienes esenciales como los combustibles, la carne, la manufactura y otros renglones de uso cotidiano. ¿Cuánto durará esta situación? Quizás la normalización sea más pronto de los pronosticado por expertos y entendidos que ven una solución tan lejana como hacia el año 2023. Nosotros, creemos, sin embargo, que todo volverá a la normalidad muy pronto, ya que – entendemos muy conservadoramente – esto sería antes del mediados del 2022. ¡Apúntelo usted, estimado lector!

Dejar respuesta