La promoción de inversiones puede ayudar atraer a las empresas multinacionales

0
305

Las estrategias de promoción de inversiones pueden ayudar a los países de América Latina y el Caribe a aprovechar nuevas oportunidades para atraer a las empresas multinacionales, y de esa manera impulsar la recuperación económica, el crecimiento de largo plazo y el desarrollo sostenible de la región, según un nuevo informe del Banco Interamericano de Desarrollo.

De acuerdo con el estudio, cada US$1 destinado a la promoción de inversiones ha generado un total de hasta US$56 de inversión extranjera directa (IED) adicional, y cada US$10.000 asignados a la promoción de inversiones han creado un total de 5,5 nuevos puestos de trabajo.

El informe titulado Cómo hacer visible lo invisible: la promoción de inversiones y la producción multinacional en América Latina y el Caribe (en inglés, resumen ejecutivo en español aquí) encontró que, al brindar servicios especializados de información, las Agencias de Promoción de Inversiones (APIs) pueden reducir importantes barreras de información que enfrentan las empresas multinacionales y su vez, atraerlas a los países de la región.

Cómo están organizadas las APIs, qué hacen y cómo lo hacen es importante. Según el informe, las APIs más grandes, las más especializadas en términos de sus mandatos y actividades, que tienen estrategias de promoción más focalizadas y que adoptan enfoques de evaluación más robustos, tienden a ser más efectivas para atraer a las empresas multinacionales.

“La promoción de inversiones por parte de agencias dedicadas con mandatos claramente definidos y equipos de trabajo profesionales ha constituido una política costo-efectiva para los países de América Latina y el Caribe. Estas agencias han ayudado a hacer visibles a los países ante las empresas extranjeras y aumentar su participación en la producción multinacional, a menudo con presupuestos modestos”, dijo Christian Volpe, economista principal del Sector de Integración y Comercio del BID y autor del informe. También dijo que “para seguir siendo efectivas, las APIs deben ajustar sus estrategias y actividades de manera periódica, dado que las condiciones políticas y de los negocios evolucionan con el tiempo y, en consecuencia, las necesidades de las empresas”.

Para seguir siendo relevantes e incrementar aún más su efectividad en el nuevo contexto mundial, marcado por la transformación digital, el aumento de la incertidumbre y la aceleración de los cambios en las cadenas globales de valor causados por la pandemia de COVID-19, las APIs necesitan adoptar una serie de medidas.

El estudio recomienda específicamente que las APIs respondan al imperativo creciente de la digitalización, incorporen la sostenibilidad y la igualdad de género en sus enfoques, utilicen sistemáticamente los datos para mejorar sus estrategias de promoción -incluso mediante el uso de nuevas tecnologías-, institucionalicen prácticas de monitoreo y evaluación, y coordinen programas para promover la innovación, los encadenamientos productivos y el comercio.

El estudio también encontró que:

La cantidad de empresas multinacionales presentes en los países de la región se incrementó un 88 por ciento entre 2000 y 2017, casi 50 puntos porcentuales menos que el 133 por ciento de crecimiento registrado en el resto del mundo.
Argentina, Brasil y México albergaron el 57 por ciento de las empresas multinacionales de la región en 2017, mientras que Estados Unidos (25,2 por ciento), España (8,0 por ciento) y Alemania (7,4 por ciento) son los principales países de origen de las empresas multinacionales que operan en América Latina y el Caribe.
Casi el 60 por ciento de las filiales extranjeras de las empresas multinacionales establecidas en América Latina y el Caribe operaban en los sectores manufacturero y de servicios no financieros (30 por ciento en cada uno). Los subsectores que se destacan dentro de las manufacturas son los de maquinaria, productos químicos y productos alimenticios. Y los servicios de casas matrices y de consultoría, servicios administrativos de apoyo, y servicios de ingeniería, dentro del sector de servicios no financieros.
Las APIs de la región son más pequeñas, tienen un mayor grado de independencia institucional y poseen redes más amplias de colaboración interinstitucional que sus pares de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
Cabe destacar que las APIs de América Latina y el Caribe están menos especializadas y tienen estrategias de promoción menos focalizadas y enfoques de evaluación menos desarrollados que sus pares de la OCDE.
En promedio, la asistencia otorgada por las APIs aumenta en 8,2 puntos porcentuales la probabilidad de que las empresas multinacionales abran sus primeros establecimientos en la región. Este impacto positivo es mayor cuando consiste en servicios de información especializados y se brinda a empresas con sedes en países con los cuales se opera en sectores en los que las barreras de información son más severas.
La asistencia de las APIs también se asocia con un incremento promedio de más del 2 por ciento de la cantidad de empleados, de casi un 6 por ciento de las compras internas, y del 6 por ciento de las exportaciones de las filiales extranjeras de las empresas multinacionales.
Cada US$1 destinado a la promoción de inversiones generó hasta US$41 de IED adicional en primeros establecimientos y hasta US$15 de IED adicional en reinversiones, para un total de US$56 de IED adicional.
Acerca del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Dejar respuesta