OMC prevé una desaceleración del crecimiento del comercio mundial al 2.6% en 2019

OMC prevé una desaceleración del crecimiento del comercio mundial al 2.6% en 2019

El crecimiento del volumen del comercio mundial seguirá perdiendo impulso en 2019, año en que la Organización Mundial del Comercio (OMC) espera una desaceleración al 2.6%, cuatro décimas por debajo del 3% registrado en 2018, cuando la imposición de aranceles y la incertidumbre económica mundial frenaron el crecimiento comercial respecto del 4.6% registrado en 2017.

En cuanto a las perspectivas de crecimiento del PIB mundial para los próximos años, la OMC prevé que la economía registrará un crecimiento del 2.6% en 2019 y 2020, desacelerando así su expansión respecto del 2.9% estimado para 2018.

“Teniendo en cuenta que las tensiones comerciales van en aumento, nadie debería sorprenderse de estas perspectivas”, ha declarado Roberto Azevedo, director general de la OMC, advirtiendo de que el comercio no puede desempeñar plenamente su función de impulsor del crecimiento ante niveles tan elevados de incertidumbre.

De este modo, la OMC prevé que el volumen del comercio mundial de mercancías aumente un 2.6% en 2019, con una mayor expansión en las economías en desarrollo (3.4% en el caso de las exportaciones y 3.6% en el caso de las importaciones) que en las economías desarrolladas (2,1% en el caso de las exportaciones y 1.9% en el caso de las importaciones).

La institución ha señalado que los nuevos aranceles, el debilitamiento del crecimiento económico mundial, la volatilidad de los mercados financieros y la imposición de condiciones monetarias más estrictas en los países desarrollados han supuesto un lastre para el crecimiento del comercio en 2018, cuya expansión ha quedado finalmente nueve décimas por debajo de la previsión del 3.9% del pasado mes de septiembre.

“Si se aliviasen las tensiones comerciales, el crecimiento del comercio podría repuntar en 2020 hasta el 3%”, anticipa la OMC, que confía en que el crecimiento de las economías en desarrollo (3.7% en el caso de las exportaciones y 3.9% en el caso de las importaciones) debería superar nuevamente al de los países desarrollados (2.5% en el caso de las exportaciones y 1.9% en el caso de las importaciones).

“Es cada vez más urgente que resolvamos las tensiones y nos centremos en trazar una vía favorable para el comercio mundial que responda a los verdaderos desafíos de la economía actual, como la revolución tecnológica y la necesidad imperiosa de crear empleo e impulsar el desarrollo”, ha subrayado Azevedo. “Esto es vital”, ha añadido, alertando de que sería un “error histórico” olvidar la importancia del comercio sobre la base de normas.

En valores nominales, las exportaciones mundiales de mercancías sumaron 19.48 billones de dólares (17.39 billones de euros), un 10% más que el año anterior como consecuencia en parte de unos precios del petróleo más altos, mientras que las exportaciones de servicios aumentaron un 8%, hasta 5.8 billones de dólares (5.2 billones de euros).

China, con 2.48 billones de dólares (2.21 billones de euros), se mantuvo en 2018 como el primer exportador mundial de mercancías, acaparando el 12.8% del total, por delante de EEUU, con 1.66 billones de dólares (1.48 billones de euros), el 8.5% del total, así como de Alemania, con 1.56 billones de dólares (1.39 billones de euros) y una cuota del 8% mundial.

En el caso de España, que ocupa el puesto 17 entre los exportadores de todo el mundo, las ventas al exterior de mercancías sumaron en 2018 un total de 345.000 millones de dólares (307.915 millones de euros), equivalente a una cuota del 1.8% mundial.

En cuanto a las importaciones de mercancías, EE.UU. repitió como el mayor comprador mundial, con un total de 2.61 billones de dólares (2.33 billones de euros) y una cuota mundial del 13.2%, seguido de China, con 2.13 billones de dólares (1.9 billones de euros), lo que implica una participación del 10.8%.

España, por su parte, se situó en decimoquinta posición, con un volumen de importaciones de 388,000 millones de dólares (346,324 millones de euros), equivalente a una cuota del 2% a nivel mundial.

Según los datos de la OMC, el crecimiento más rápido de las exportaciones de mercancías en términos nominales lo registraron los productores de petróleo, entre ellos Arabia Saudí (34.8%) y Rusia (25.6%), mientras que el mayor incremento de las importaciones de mercancías correspondió a Indonesia (20.2%), Brasil (19.8%) y China (15.8%).

Por otro lado, EE.UU. volvió a liderar las exportaciones de servicios comerciales en 2018, con 808,000 millones de dólares (721,210 millones de euros), un 13,9% del total, por delante del 6.6% del Reino Unido, con un total de 381,000 millones de dólares (340,000 millones de euros) y de Alemania, que alcanza una cuota del 5.8% con un volumen de 337,000 millones de dólares (300,816 millones de euros).

Por su parte, las importaciones de servicios comerciales volvieron a ser encabezadas por EE.UU., con 536,000 millones de dólares (478,461 millones de euros), el 9.7% del total a nivel mundial, por delante del 9.4% de China, con un volumen de 521,000 millones de dólares (465,000 millones de euros).

España ocupó en 2018 a undécima posición entre los exportadores de servicios comerciales, con un total de 149,000 millones de dólares (132,991 millones de euros) y una cuota del 2.6%, mientras que entre los importadores se situó en el puesto 17, con 88,000 millones de dólares (78,544 millones de euros), el 1.6% del total.

Share