Deuda pública dominicana, a paso firme, sube US$3,104 millones entre enero-julio

Deuda pública dominicana, a paso firme, sube US$3,104 millones entre enero-julio

Entre diciembre de 2017 y marzo de este año la deuda pública consolidada de República Dominicana pasó de US$37,215 millones a US$39,019.2 millones, es decir, un aumento neto de US$1,804.2 millones, lo que en términos relativos significa un 4.84%. En este lapso subió un punto porcentual respecto al producto interno bruto (PIB), al pasar de 48.9% a 49.9%.

Sin embargo, si se suman los US$1,300 millones de la más reciente colocación, según información del Ministerio de Hacienda del 12 de este mes, el panorama es diferente. Entre febrero, cuando se colocaron los US$1,822 millones (se incluyen los RD$40,000 en moneda nacional por primera vez en mercados internacionales, a cinco años) y julio de este año la deuda pública aumentó en US$3,104.4 millones, equivalente a un 8.34% en los primeros siete meses de 2018.

La tasa de la última colocación fue de 6.0%, mientras que el bono por US$1,000 millones de febrero de los corrientes fue a un cupón o tasa de 6.50%. La emisión en peso, cuyo plazo es de cinco años, paga un 8.90%.

Las colocaciones de bonos (emisión de deuda) ha dejado al descubierto una realidad: el Gobierno ha pisado el acelerador del endeudamiento cuando se compara con los años anteriores. En igual período de 2015 a 2016 la deuda pública consolidada pasó de US$30,643.3 millones a US$31,748.4 millones, lo que sólo significaron US$1,105.1 millones (3.6%).
Mientras, cuando se compara el 2015 con el año previo en términos reales hubo una disminución, pues de US$29,328.6 millones bajó a US$29,077.5 millones, una reducción absoluta de US$251.1 millones, para un 0.85%. En moneda nacional este año se han tomado prestado alrededor de RD$154,000 millones.

El otro aspecto explícito es que la emisión de bonos, para cubrir el déficit público, es la vía preferida por el Gobierno. Al cierre de 2017 la deuda producto de emisiones en los mercados financieros era de US$11,564.1 millones, pero a mayo había pasado a US$13,311 millones, lo que significa un aumento absoluto de US$1,746.9 millones, es decir, un 15.1%. Sin embargo, al sumar los US$1,300 millones emitidos ahora en julio, el monto se elevó en US$3,046.9 millones cuando se compara con diciembre del año pasado, lo que equivale un aumento de un 16.3% en los últimos seis meses y medio.

En los últimos cuatro años, según datos de la Dirección General de Crédito Público, la deuda en bonos pasó de US$5,260.8 millones, según el cierre de 2014, a US$13,311 millones, una diferencia neta de US$8,050.2 millones, equivalente a un 153%. Los compromisos en bonos aumentaron a US$14,611 millones con la última emisión de este mes.

Para Mauricio Rojas, un economista chileno radicado en Suecia, el crecimiento del endeudamiento de manera constante, como es el caso de República Dominicana, es porque se está haciendo política sistemáticamente populista, pues se gasta más de lo que se tiene disponible en las arcas públicas. Estuvo en el país en 2016 invitado por el Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES).

En abril de este año, los economistas Ernesto Selman y Miguel Collado Di Franco, del CREES, advirtieron de que el aumento progresivo de los niveles de la deuda pública dominicana en los últimos cinco años ha obligado al país a destinar el 21.2% de los ingresos tributarios de 2017 para cumplir con sus compromisos financieros, un porcentaje que va en aumento.

La entidad recoge, con cifras oficiales del Banco Central, que en 2016 el porcentaje de los ingresos del Estado destinado al pago de la deuda era de 19.4%. En 2014 se situaba en 17.9% y en 2013 en 16.7%. Hace una década era 10.7% y 20 años atrás, en 1998, solo de 3.5%.

Para el ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz, lo que ha pasado con las últimas colocaciones de bonos demuestra que el Gobierno ha llevado a cabo una estrategia de seguimiento a las condiciones de mercado, permitiendo que se hagan en el momento oportuno. Además, sostiene, es una muestra de la confianza de la comunidad de inversionistas internacionales en los fundamentos macroeconómicos del país, así como en el desempeño reciente y las perspectivas futuras de la economía dominicana y de las finanzas públicas.

El exgobernador del Banco Central Guillermo Caram manifestó que con la emisión y venta de bonos por US$1,300 millones, la deuda del sector público no financiero se eleva US$31,700 millones y la deuda pública total a US$43,400 millones.

Añadió que la deuda del Banco Central con los agentes económicos es de US$10,700 millones (calculados en base a los RD$531,882millones en valores en circulación y la tasa de cambio de 49.43 pesos por dólar).

Salud de la deuda dominicana aún está buena
De acuerdo con un informe del Ministerio de Hacienda, la emisión de bonos en pesos dominicanos emitida en el mercado internacional en febrero marcó un hecho histórico al ingresar en los índices GBI-EM de JP Morgan.

Destaca que esta familia de índices considera emisiones de instrumentos a tasa fija y en moneda local de países emergentes que cumplen con ciertos requisitos de liquidez, volumen y frecuencia de transacciones, monto mínimo, entre otros, que permiten el fácil acceso y negociación por parte de los inversionistas. Estos índices proveen a los inversionistas de una referencia de las emisiones en moneda local de los gobiernos de mercados emergentes.

Con la inclusión del bono emitido en pesos dominicanos, República Dominicana se une al selecto grupo de países de Latinoamérica que forman parte del índice (Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay).

Share