BID: 70% de emprendimientos creativos fracasan debido a mala planificación financiera

0
362

Alrededor del 70% de los emprendimientos creativos fracasan debido a una mala planificación financiera, la falta de comprensión del mercado y un flujo de efectivo deficiente, según “Emprender un Futuro Naranja”, el nuevo libro electrónico publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desarrollado en colaboración con el Instituto del Fracaso.

Este libro recopila información de más de 200 emprendimientos creativos de la región y da a conocer los resultados a través de 15 preguntas que definen cómo son los talentos de América Latina y el Caribe. El estudio revela que a pesar de que el 90.4% de los emprendedores creativos encuestados completaron un título universitario, aprendieron a hacer negocios “en la marcha”.

“El Instituto del Fracaso creó un algoritmo que hemos denominado ‘Índice de Salud de la Empresa Creativa’ (ISaEC), el cual sirvió como herramienta de diagnóstico para evaluar el tiempo de funcionamiento de la empresa, la inversión inicial, sus ventas mensuales y solvencia, el número de socios y empleados, el grado de satisfacción y el nivel de conocimiento de las obligaciones fiscales”, declaró Leticia Gasca, directora del Instituto del Fracaso y coautora del estudio.

“Emprender un Futuro Naranja” muestra que el 65.2% de los emprendedores creativos no tienen derechos de propiedad intelectual o registro de derechos de autor. Entre las razones para no tenerlos registrados, el 17.4% declaró que el proceso era demasiado costoso y el resto admitió que no sabía cómo hacer el proceso.

Según el Instituto del Fracaso, la proporción en los emprendimientos es del 75% de hombres y el 25% de mujeres. En los emprendimientos creativos, en cambio, es 62% hombres y 38% mujeres, lo que reafirma que la economía naranja ofrece grandes oportunidades para impulsar el crecimiento de las mujeres emprendedoras en ALC.

“En el BID sabemos que en América Latina y el Caribe la creatividad es un recurso ilimitado. Vivimos en una región de ideas que, con el apoyo correcto, pueden impulsar nuestra economía y proporcionar un mejor futuro para todos. Si potenciamos el espíritu emprendedor de los ciudadanos, nuestros países podrán aprovechar un recurso que ya tienen: una tradición de invención e ingenio, un patrimonio cultural de gran riqueza, y la demostrada creatividad y sentido de la innovación de sus empresarios, creadores y artistas”, manifestó Alejandra Luzardo, especialista líder del BID y una de las autoras del libro.

Cabe destacar que “Emprender un Futuro Naranja” contiene el primer directorio regional de más de 300 incubadoras, aceleradoras y espacios de coworking, iniciativa que permite continuar con la necesaria tarea de mapeo y refuerzo del ecosistema creativo de la región.

Dejar respuesta