20% de ingresos de dominicanos provienen de transferencias

0
276

El 20% de los ingresos de los hogares dominicanos proviene de las transferencias recibidas, incluyendo las remesas, pensiones, programas de Gobierno y regalos, de acuerdo a los resultados de la “Encuesta Nacional de Gastos e Ingresos de los Hogares (ENGIH) 2018”, que presentó este martes el Banco Central de República Dominicana (BCRD).

De ese total, la zona Norte lidera, en todo el territorio nacional, al representar el 25.6%, seguida del Sur con 22.6% y el Este con 18.8%. El Gran Santo Domingo ocupa la menor proporción con solo el 15.7%.

Estos resultados, indicó el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, se debe, en parte, a que los dominicanos que viven en la región Norte o Cibao son los que ocupan la menor tasa de desocupación abierta, es decir, aquellos que buscan trabajo activamente en el mercado. En ese tenor, agregó que los ingresos por concepto de remesas, pensiones y regalos en especie, representan en promedio el 84.0% de las transferencias recibidas por los hogares.

Y es que las remesas, además, son un significativo rubro de la economía local. La máxima autoridad del BCRD sostuvo que los ingresos por remesas compensaron la caída de ingresos de divisas al sector turístico, fruto de la campaña de descredito a nivel internacional.

Mientras que el empleo y el alquiler de propiedad y rentas de capital, representan las otras dos principales fuentes de ingresos de la población dominicana. La primera cuenta con un 77.4% de los recursos, y la segunda con un 2.7%.

El titular del BCRD resaltó que la mejoría experimentada por lo ingresos laborales reales en el país, en los últimos años, es la razón fundamental que explica la reducción de la pobreza monetaria en República Dominicana.

Los más pobres son el mayor desafíos
Pese a que esta encuesta, que se realiza cada 10 años, muestra un balance positivo entre el promedio de los ingresos y gastos de los hogares, exceptuando a los correspondientes al primer quintil, o sea, el 20% de la población más pobre de esta nación, Valdez Albizu señaló que el desafío pendiente es el de continuar mejorando las condiciones de vida de la población más vulnerable del país.

El ingreso promedio, que arroja la encuesta para los hogares en el año 2018, es de RD$38,346, mientras que el promedio del total de gastos se ubicó en RD$28,636, para un saldo superavitario promedio de RD$9,710. Esta situación contrasta con la experimentada en el 20% de los hogares más pobres, donde el ingreso promedio de RD$11,433 resulta insuficiente para cubrir los gastos ascendentes a RD$14,820.

Se destacó el hecho de que en la encuesta de gastos e ingresos levantada durante los años 2006-2007 la situación presupuestaria de los hogares resultaba deficitaria en promedio para todos los quintiles menos para el de mayores ingresos, “por lo que la encuesta actual arroja una notable mejoría con respecto a la encuesta anterior”.

Gastos del dominicano
La ENGIH 2018 también arrojó que, en la estructura del gasto de consumo para todo el país, la mayor participación se concentra en los alimentos y bebidas no alcohólicas (21.1%); siguiendo por importancia el transporte (14.8%); alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (12.0%); restaurantes y hoteles (11.1%); bienes y servicios diversos (9.8%); salud (7.7%); muebles y artículos del hogar (4.8%), educación (4.5%) y comunicaciones (4.5%), entre otros.

Hábitos de consumo
Albizu especificó que se observa más variedad en los productos de alimentación, salud, educación, vivienda, transporte, acceso a telecomunicaciones, internet y entretenimiento, entre otros.

“Los dominicanos consumen más en alimentos favorables a la salud, más medicamentos y servicios médicos especializados, artículos de cuidado personal, mantenimiento de edificios residenciales y educación posgrado”, detalló.

Destacó especialmente el gasto prácticamente generalizado en adquisición de teléfonos móviles y acceso a los servicios de teléfono, cable e internet.

Esta encuesta realizada con esta entidad monetaria y que contó con la participación de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), aborda los hallazgos más relevantes sobre los ingresos y egresos de todas las clases socioeconómicas del país, con fines de aportar a la mejora de políticas públicas en beneficio de la sociedad.