BIS advierte a bancos del “Efecto cisne verde”

BIS advierte a bancos del “Efecto cisne verde”

El Banco de Pagos Internacionales (BIS), advirtió del riesgo del cambio climático al que denominó “Efecto cisne verde”, porque de no atenderlo, puede tener consecuencias sobre la estabilidad financiera.

El organismo que aglutina a los banqueros centrales se resiste a que éstos actúen solamente como rescatadores de último recurso también en el aspecto del clima, ya que tal y como advierte, es muy poco lo que pueden hacer los flujos financieros y monetarios contra los impactos irreversibles del cambio climático.

Ante las catástrofes físicas, las autoridades monetarias y regulatorias tienen una potencia de fuego muy limitada. Lograr una economía libre de carbón requeriría muchas más herramientas de las que disponen los bancos centrales. Sin embargo, el BIS considera que las autoridades bajo su paraguas tienen que actuar igualmente, «precisamente porque la procrastinación ha sido el modus operandi dominante para muchos gobiernos durante un tiempo», critican.

Según el BIS, los bancos centrales tienen un papel importante que desempeñar para evitarlo, incluso a través de la búsqueda para mejorar la comprensión de los riesgos relacionados con el clima, y con el desarrollo de un análisis prospectivo basado en escenarios.

En ese sentido, reconoce que se trata de un problema complejo que requiere de una acción colectiva y la coordinación de acciones entre varios actores, incluido los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y la comunidad internacional.

Los bancos centrales pueden tener un papel adicional que desempeñar para contribuir a coordinar las medidas para combatir el cambio climático, tales como la de mitigación del clima, la fijación de precios del carbono, la integración de la sostenibilidad en las prácticas financieras y marcos contables.

Incluso en el Foro Económico Mundial (Davos 2020) el tema de conversación más llamativo es la posibilidad de que se produzca un cisne verde. Por ello, el presidente de BBVA, Carlos Torres, en su intervención informó que el BBVA movilizará 30,000 millones en financiación sostenible entre 2018 y 2019, en el marco de su compromiso de financiar 100,000 millones hasta 2025.

Share