Cartera de crédito del sistema financiero ascendió a RD$1.23 billones en febrero de 2020

0
232

El superintendente de Bancos, Luis Armando Asunción, consideró que, gracias a la buena salud del sistema financiero nacional y una óptima gestión de la economía, ha sido posible que las entidades de intermediación financiera hayan podido tomar las medidas de flexibilización a favor de sus clientes.

Manifestó que “hoy, como nunca antes, el país cuenta con un sistema financiero sano y robusto, que ha desembolsado cuantiosos recursos a los sectores productivos, bajo lineamientos estrictos de riesgo crediticio, riesgo de liquidez y de capitalización, logrando un crecimiento sostenido de la cartera de crédito, con los más bajos niveles de morosidad, en la historia financiera nacional. Además, acotó, todo esto se ha logrado, con altos niveles de solvencia bancaria, por encima de lo exigido por Basilea III y con altos niveles de rentabilidad”.

En ese sentido, dijo que en febrero de 2020, la cartera de crédito del sistema financiero nacional ascendió a RD$1.23 billones, con relación a febrero de 2019, cuando estaba situada en RD$1.13 billones.

Precisó que desde septiembre de 2014 hasta febrero del 2020 la cartera de crédito del sistema financiero nacional se ha incrementado en 76.87%, lo que representa en términos absolutos, un aumento sobre los RD$500,000 millones, lo que expresa, de manera ostensible, una adición importante, de los sectores de la población, con acceso al crédito.

De manera particular, la cartera de crédito de los bancos múltiples, que representa el 87.11% del total del sistema, a febrero del 2020, totalizó RD$1.07 billones, con relación a febrero del 2019, cuando ascendía a RD$0.98 billones.

El superintendente de Bancos enfatizó que ese crecimiento ha sido logrado con altos niveles de calidad crediticia, pues ha estado acompañado de bajos niveles de morosidad. En este sentido, dijo que al cierre de febrero del 2020, la morosidad de la cartera de crédito en el sistema, de manera consolidada, fue de 1.92%, es decir, que por cada cien pesos de deuda, menos de dos pesos, han presentado mora.

En el caso de los bancos múltiples, la morosidad a esa fecha fue de 1.85%, lo que significa que el nivel de crecimiento exhibido, con bajas tasas de morosidad, se ha logrado, gracias a una férrea supervisión bancaria basada en riesgos, que permite advertir y abordar cualquier problema, antes de que, se manifieste.

Dijo, además, que la actual administración de la Superintendencia de Bancos ha incrementado sustancialmente las exigencias de capital a las entidades de intermediación financiera. En este sentido, a febrero del 2020, el patrimonio del sistema financiero nacional, superaba los RD$243,197 millones, lo que representa, un crecimiento de 81.13%, con relación a septiembre del 2014, cuando asumimos, el control del organismo supervisor.

Asunción valoró las medidas adoptadas por algunas entidades de intermediación financiera a favor de sus clientes, entre las cuales se encuentran: la posposición del pago de cuotas, la eliminación del pago mínimo y de la mora sobre las tarjetas de crédito y aumento de límites de montos disponibles, a una tasa del 1%, que podrán usar las familias para solventar cualquier necesidad médica inesperada.

Además, la eliminación de las comisiones por los avances de efectivo y las transferencias motivando a las personas a usar estos servicios, que se traduce en un ahorro, útil para la compra de medicinas y provisiones; la devolución del 20%, de las compras en farmacias, a través de tarjetas de crédito, aplicaciones e internet banking, entre otras.

Destacó, asimismo, que el paquete de medidas adoptadas tiene por objetivo fundamental preservar la salud física, mental y financiera de los dominicanos.

“La estructura de planes referida en detalle ha sido posible por el sentido previsor diríase que patriótico, observado y ejecutado por las autoridades, comprendido el Gobierno central, a través de la Junta Monetaria y en el ámbito del sistema financiero nacional, el Banco Central y la Superintendencia de Bancos, que, conjuntamente, han realizado una administración pública, altamente eficiente y transparente”.

Manifestó que la responsabilidad, efectividad y transparencia son los atributos que han caracterizado a la actual administración de la Superintendencia de Bancos, lo que ha permitido garantizar que se creen las condiciones y se fomente un escenario adecuado para contrarrestar los efectos de la incidencia del covid-19 en el sistema financiero nacional.

Luis Armando Asunción destacó la eficiente labor de las entidades bancarias, las cuales han dado un gran servicio al país, ofreciendo de forma continua, sus actividades comerciales, en estos momentos en que nuestro país y prácticamente, todos los países del mundo, enfrentan una lucha aciaga contra el covid-19.

Con respecto a algunas inquietudes, externadas sobre las filas de personas que se generan para acceder a las entidades de intermediación financiera, el organismo supervisor, en la Circular 001/20, dio las orientaciones de rigor a las entidades de intermediación financiera, para que se acojan las recomendaciones de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Ccoronavirus.

Asunción indicó que las entidades de intermediación financiera, además de mantener abiertas sus principales oficina para ofrecer servicio a la ciudadanía, han contado con una parte importante de los 7,074 subagentes bancarios existentes a nivel nacional.

Reveló que, tras una consulta realizada a las cuatro entidades bancarias principales, las cuales cuentan con el 76.77%, del total de los subagentes bancarios del país, la SIB pudo establecer que se están llevando a cabo transacciones bancarias en el 32.19% de los agentes bancarios registrados.

Agregó que alrededor de 2,277 comercios, entre los que se encuentran farmacias, ferreterías, colmados, supermercados, entre otros, están operando actualmente como subagentes bancarios en distintos municipios en beneficio de la población, lo que incide para disminuir las filas en las entidades bancarias.

Indicó que de una muestra de 39.8% de los subagentes transaccionados, se pudo determinar que la distribución por región de los mismos es 34%, en la región Metropolitana; 31%, en la región Norte; 22%, en la región Sur, y un 13%,en la región Este del país.

Con relación a la provincia Duarte, la más afectada por la incidencia del covid-19, destacó que están operando en estos momentos de la pandemia 44 subagentes bancarios, de los 152 que existen en esa demarcación.

Dejar respuesta