La banca elimina el plástico de sus tarjetas de crédito

0
312

La banca española cada día que pasa se compromete más con el medio ambiente y ahora se coloca a la vanguardia internacional, ya que están cambiando las tarjetas de crédito y débito con plásticos a un material de origen reciclado o biodegradable.

Entre los bancos que se encuentran implementando este nuevo compromiso están: CaixaBank, BBVA, Santander y Kutxabank.

Un ejemplo de esto es CaixaBank que va a adoptar esta medida con los 28 millones y medio de tarjetas que tiene en circulación (las casi 19 millones de CaixaBank y las 9.6 millones de la extinta Bankia).

Recordar que, BBVA fue la primera entidad bancaria en Europa en lanzar una tarjeta de plástico reciclado en PVC (Policloruro de vinilo), que procede de desechos de diferentes industrias como embalaje o automoción. Su compromiso es seguir mejorando este producto hasta hacerlo 100% reciclado.

El banco tiene actualmente 90 millones de tarjetas en circulación en todos los países en los que opera y su aspiración es que en 2023 todas las tarjetas emitidas sean recicladas. En España ya lo son todas las de nueva emisión.

Además, en el mes octubre del pasado año, BBVA lanzó en España una familia de tarjetas, las Aqua, que no solo están fabricadas con plástico reciclado, sino que no llevan impresa la numeración. El código CVV va cambiando, lo cual refuerza su seguridad en caso de robo.

Santander, un grupo con varias filiales internacionales, iniciará este cambio a escala europea. Se ha comprometido a que en 2025 sus más de 30 millones de tarjetas de España, Portugal, Reino Unido y Polonia estén fabricadas con PVC reciclado u otros materiales sostenibles, como un sustituto del plástico derivado del maíz. La entidad evitará así la emisión de más de 1,000 toneladas de CO2 al año, el equivalente al consumo de energía de casi mil hogares.

El compromiso con la sostenibilidad no entiende de tamaño. Kutxabank está sustituyendo las tarjetas de plástico convencionales por las nuevas CO2 Neutral a medida que van caducando.

Finalmente, el material por el que están optando la mayoría de fabricantes de tarjetas es el PVC reciclado. Se obtiene de desechos del sector de la automoción, de bolsas de plástico recicladas, de residuos de otras tarjetas, etc.

También se utiliza el PLA, un material de origen biológico que evita la utilización de materiales fósiles y que es biodegradable.